Casa rural construida en 1807 y rehabilitada pensando en parejas, y parejas con niños, que quieren disfrutar de una casa para ellos solos, en el precioso pueblo costero de Oviñana. La playa de La Vallina se encuentra a tan sólo 600 metros.

En la casa, construida sobre una parcela de 1.000 metros cuadrados con vistas al mar, se recuperaron las paredes de piedra y las magnificas vigas de madera. Se ha equipado cuidando todos los detalles y amueblado con gusto contemporáneo para un mejor confort.

Los 70 metros cuadrados de esta casa de aldea están distribuidos en un amplio salón con chimenea y cocina americana, y una acogedora suite con baño completo. Dispone también de un aseo para invitados y un cuarto auxiliar para maletas, bicicletas, etc. En el exterior se han acondicionado parte de la parcela con tumbonas y muebles de exterior.

 

 

Planificar mi ruta